ENTREVISTA A BERNARDO ROJAS

bernardo-rojas

Tras largos días de una lucha que parecía imposible, donde hombres fuertes recurren a hacerse daño a sí mismos ante la desidia de las autoridades del trabajo y parlamentarias, crucificándose, casi sin apoyo ante una patronal brutal parte del poder político y parlamentario así como una dirigencia sectorial claudicante, los trabajadores del Sindicato de la Línea 49, con apoyo de otros sindicatos de base y de la diversa Coordinadora de Centrales Sindicales, realizaron una huelga de 48 horas paralizando fundamentalmente el transporte colectivo de corta distancia y parcialmente líneas de larga distancia. Esta huelga calificada de exitosa por los mismos trabajadores parecería el inicio del repunte de la movilización sindical por las reivindicaciones de los trabajadores y de la sociedad en su conjunto siendo ya parte de las diversas movilizaciones sociales que en la actualidad se están desarrollando.

Sobre esto se conversó con Bernardo Rojas, Presidente de la Central Unitaria de Trabajadores Auténtica y referente de la Coordinadora de Centrales Sindicales,  que reflexiona sobre lo que fue la huelga y de las próximas luchas, calificando al actual gobierno como antisindical aunque reconoce el mérito, a partir de esa posición anti obrera, haber impulsado unidad de acción de organizaciones sindicales que anteriormente parecían imposibles. Bernardo Rojas del sector de la construcción tiene una larga tradición sindical, de lucha social y política por la democracia y contra la dictadura por lo que ha sufrido persecución y prisión.

VF. Como es calificada la huelga del transporte
Bernardo Rojas: Para nosotros la huelga de transporte fue exitosa. Llegó un momento en que el paro llegó al 90%, no solamente en el centro de Asunción, sino que se extendió a todo el departamento Central y Cordillera. Incluso algunas líneas de larga distancia se sumaron a la huelga. Supuestamente los empresarios no quitaban sus colectivos por miedo, lo que es mentira. Simplemente no tenían choferes  ya que estaban en la huelga.

Aún cuando, cerca de medio día, algunas empresas pusieron en circulación algunos vehículos, el acatamiento a la huelga disminuyó, pero en ningún momento llegó siquiera al 50%. En este sentido la huelga fue un éxito.

VF. Se renueva la dirigencia del transporte
BR. Creo que sí. Según estuvimos analizando entre compañeros esta huelga produjo varios efectos. En primer lugar el “obreraje” se movió, todos son obreros natos, trabajadores del volante directo; en segundo lugar, esto permitió el surgimiento de buenos dirigentes que son cuestionadores y, en tercer lugar, la huelga nace de estos trabajadores sin la intervención de ningún otro sector. Por un lado la huelga marca la reactivación organizativa del sector transporte y por el otro es una reafirmación claramente clasista de la lucha lo que presionará sobre la CUT-A y otras centrales.

Otra cuestión importante fue el cuestionamiento a algunos dirigentes que no fueron claros en su actuación y compromiso. Estos fueron denunciados y criticados muy fuertemente por los huelguistas lo que hace necesario que la Central analice sobre lo que ha pasado.
Lo que ha ocurrido es interesante, porque no es solamente un proceso de recambio de dirigentes sino que es la reafirmación de un modelo sindical que se fue desdibujando en los últimos años. El sindicalismo además de sus reivindicaciones puramente gremiales también tiene que cuestionar lo que ocurre en el país. Durante la huelgo se cuestionó severamente el modelo político y económico que lleva adelante el gobierno colorado de Cartes.

En todos los niveles, en todos los tonos se cuestionó al presidente de la República y al Ministro del Trabajo.

Otra cosa que no pasó desapercibido, fue la conferencia de prensa convocada por los Ministros del Trabajo y del Interior en donde estaba presente como uno más el empresario. Evidentemente existe un contubernio entre el gobierno y los empresarios para enfrentar a los trabajadores. Estos, empresarios y gobierno, dieron declaraciones duras contra los trabajadores lo que puso de manifiesto a los trabajadores contra quiénes nos estamos enfrentando. Si bien es cierto que existen diferencias entre trabajadores, lo claro aquí es que los enemigos de los trabajadores estaban sentados en el ministerio del interior y que el gobierno apoya a los empresarios en contra de los trabajadores.

VF. Entonces ¿qué pasa con este gobierno?
BR. Para nosotros lo que busca este gobierno es la liquidación del movimiento sindical paraguayo. Esto incluso causa preocupación a nivel internacional. Todas las centrales sindicales internacionales han manifestado su preocupación, incluso la organización fraterna, la Federación Sindical Mundial, está interesada en venir a expresar su solidaridad con estas luchas y hacer un acto de solidaridad con los trabajadores paraguayos. La Confederación Sindical Internacional pidió la intervención de la OIT.

El gobierno no da visos de que va a respetar la libertad sindical, sino por el contrario, se juega a liquidar al sindicalismo. Creemos que para ellos va a ser duro eso y les va a costar caro, así como a los trabajadores. Estamos en una situación delicada.

Se están impulsando leyes que afectan y limitan a las leyes laborales flexibilizando en la práctica, como las leyes del Primer Empleo, MiPymes, la de adecuación fiscal. Ahora quieren tocar los fondos del IPS y de todas las cajas, con la creación de la Superintendencia de Seguro. También quieren eliminar el salario mínimo. Para nosotros este es un gobierno antisindical y antipopular.

Hay que tener en cuenta que no son solamente los trabajadores que se están movilizando, sino que también están los cooperativistas, los pobladores de los bañados, los estudiantes, también varios sectores campesinos. Existe un malestar respecto a las medidas que están llevando adelante este gobierno.

VF. Con este cuadro ¿cuáles son los planes?

BR. En la Coordinadora de Centrales Sindicales estuvimos analizando. Así como se va yendo, no queda otra alternativa que la huelga general. Incluso otros sectores se sumarían como una huelga ciudadana. De hecho ya hemos fijado fecha para el 18 de diciembre fecha de la Cumbre del Mercosur que se va a realizar en Asunción.

Yo creo que el gobierno tiene que sentarse a conversar con los trabajadores, con las organizaciones sindicales, tiene que dialogar. Para esto el sindicalismo pone condiciones; en primer lugar, este ministro de trabajo no sirve, tiene que volar de ahí; en segundo lugar, la libertad sindical no se tiene que discutir, se tiene que respetar sí o sí. Si esto no se da seguimos la lucha.

También le pedimos a los crucificados que era hora que levanten la medida. Es demasiado sacrificio. Además los logros que se ha obtenido gracias a ese sacrificio es muy importante. Es cierto que no se ha logrado el objetivo específico propuesto, pero sí se logró un avance del sindicalismo en base a lucha en base al sacrificio. Esto es muy importante; además, la carpa sigue y la lucha sigue.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *