Obreros denuncian persecución por formar Sindicato

P1020722

P1020724

Trabajadores que se desempeñan como guardias de seguridad en la empresa DORAM S.A.C.I perteneciente a un diputado denunciaron que son objetos de persecución por haber formado un Sindicato. Mencionaron que la empresa despidió a sus dirigentes sindicales, a socios que se negaron a suscribir una nota en contra del Sindicato, además de no respetar las ocho horas laborales y que no paga otros beneficios.

Rodney Gamarra, secretario general del Sindicato de Trabajadores y Empleados de DORAM S.A.C.I, explicó que el 3 de abril pasado obtuvieron el reconocimiento del Ministerio de Justicia y Trabajo; sin embargo, la empresa no quiere avalarlo y está persiguiendo sistemáticamente a sus asociados. La empresa presentó objeciones ante la Autoridad Administrativa del Trabajo, buscando anular el REGISTRO SINDICAL, cuyo registro provisorio se realizó por Resolución N° 10 el 3.04.2013 y a la fecha el Sindicato se encuentra DESMANTELADO

En su caso, fue trasladado de la Central 2 de Copaco a Copaco Cabina de Loma Pytã. Agregó que otros compañeros simplemente fueron despedidos, sin comunicación previa, en total contravención del Código Laboral. “Ellos fueron comunicados verbalmente de que tenían que pasar por la oficina para retirar su liquidación y fueron echados”.

Dijo que la mayoría de los despidos se produce como consecuencia de que sus compañeros forman parte en el sindicato.
Rodney comento que la firma llamativamente, ganó las licitaciones para custodiar varias empresas del Estado, tales como (IPS) Instituto de Previsión Social, (ANDE) Administración Nacional de Electricidad, (COPACO) Compañia Paraguaya de Comunicaciones, ITAIPU y las Penitenciarias del país administradas por el Ministerio de Justicia y Trabajo, esto se debería a que su director supuestamente tiene contacto con algunos conocidos en la política.

Gamarra también cuestiona el pago que reciben. Ya que en las planillas figura que perciben salarios de G. 3.070.000, pero en la realidad cobran salario mínimo. Reconoció que la empresa paga el IPS, pero lo hacen con dos meses de retraso.

A raíz de esto el dirigente y otros compañeros de trabajo conformaron el Sindicato para luchar por los beneficios laborales establecidos en el Código; sin embargo, la persecución no para. Explico que tampoco reciben las vacaciones normalmente y todas estas situaciones molestan al personal.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *