OIT: La discriminación contra las niñas debe terminar

El mundo debe garantizar que las niñas encuentren un lugar legítimo en sus hogares, en la escuela y en el trabajo, en igualdad de condiciones con los niños.

Noticia | 10 de octubre de 2012
Fuente:http://www.ilo.org

GINEBRA (OIT Noticias) – El Director General de la OIT, Guy Ryder, hizo un llamado a favor de un conjunto de medidas dirigidas a garantizar el acceso de las niñas al progreso y a la justicia social en todo el mundo.

En un discurso pronunciado en ocasión del primer Día Internacional de la Niña, que se celebra el 11 de octubre, Ryder dijo que las estructuras, políticas y valores actuales que mantienen a las niñas en desventaja deben cambiar.

“Las desigualdades de género que prevalecen desde temprana edad, tienden a generar una desigualdad de género a largo plazo que se perpetúan en el mundo del trabajo. A pesar de los valores, principios y derechos ampliamente reconocidos por la comunidad internacional, con demasiada frecuencia, la realidad es que las niñas son sistemáticamente marginadas a causa de su sexo. Esto debe terminar”.

El término “niña” tiene muchas connotaciones, pero generalmente es utilizado para poner de manifiesto los desafíos específicos que enfrentan las niñas menores de 18 años.

Los dos temas de este día de Naciones Unidas son el trabajo infantil y los matrimonios precoces. Prácticas que, según Ryder, “constituyen una negación de los derechos de las niñas y pueden afectar gravemente su desarrollo pleno”.

“Estas prácticas además imponen una carga pesada sobre la capacidad general de las sociedades de alcanzar sus objetivos de desarrollo”, agregó.

Cerca de 88 millones de todos los niños trabajadores del mundo son niñas. Muchas realizan los trabajos peor remunerados, más inseguros y son víctimas de la desigualdad de género en el hogar y en el lugar de trabajo. Otras, que trabajan en el hogar, permanecen invisibles y no son tenidas en cuenta.

Ryder destacó que los beneficios de invertir en el futuro de las niñas – para sus familias, las comunidades y la sociedad – son evidentes desde hace tiempo. Sin embargo, las desigualdades en términos de acceso a la educación y de los resultados escolares hacen que 64 por ciento de los adultos analfabetos sean mujeres.

Junto a las medidas dirigidas a las niñas, Ryder dijo que las mujeres y las madres deberían ser emancipadas a través de la organización, el acceso a actividades que generen ingresos y la protección social.

En la actual crisis económica mundial, señaló Ryder, es necesaria “una decisión firme para renovar nuestro compromiso a favor de los objetivos de progreso social y justicia social para construir un mundo donde la niña encuentre su lugar legítimo, en igualdad de condiciones con los niños, en el hogar y en la escuela y que estén bien preparadas para ingresar, en el momento justo, en el mundo del trabajo”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *